1.19.2011

Cuando.los.nervios.y.la.tensión.te.traicionan.

Esta es una parte muy importante espero le tomen atención. La calidez del día no me ahogaba del todo lo que apretujaba mi garganta eran los nervios del encuentro después de tanto tiempo, caminé y hasta me perdí para llegar a su casa. "La apuesta II" así se llamaba luego de haber perdido un poco de tiempo y dejar esa sensación del beso, esta vez no me iba a ir de ahí hasta sentir sus labios por primera vez. Me buscó y felizmente estaba en el lugar indicado si no fuera por él estaría perdida en un laberinto y me sentiría fracasada por regresar por donde había llegado.

Llegamos y la tensión fue aumentando tanto como los nervios, aunque no estábamos solos llegó la oportunidad de estarlo mientras vacilábamos todo el tiempo, él se acercaba y me era inevitable no sentir esas mariposas en mi estómago, estaba un poco nerviosa y veía que él también haciéndome acordar de la supuesta apuesta. Hubo un momento que pensó que no haría nada pero se equivocó porque se acercaba más y más y sentía su respiración, esa sensación de deseo hasta que le dije que ahora era tiempo que yo pusiera las reglas, que él debería darme el beso y no yo, así estuvimos jugando un rato hasta que hubo un momento que estábamos tan cerca y sentí la mezcla de todas las sensaciones buenas y no lo pensé mas y PUM, le estampé un dulce beso que me llevó al cielo y eso que sólo fue un pequeño roce donde sentí la suavidad de sus labios, el dulce de sabor de su boca. Tal vez llegué a pensar que él no haría nada y no me equivocaba pero no me iba a ir hasta que hiciera eso, pueden creer que hasta ahora tengo la sensación de sus labios¿?

Morí cuando me preguntó: ¿Por qué lo hiciste si estás con él?, no supe que responder pero ahora estoy segura de lo que siento, ME GUSTAS, así de fácil y siento atracción por tí, como deseo decirle esas palabras y sentirme mas aliviada.


2 comentarios:

  1. Eso es lo que más quisiera pero ya entenderán porque no puedo en el siguiente post que escriba :)

    ResponderEliminar